Con la implementación de un nuevo pico y cédula que incluye sólo dos cifras diarias y la reducción de cuatro horas, el Municipio de Puerto Boyacá, dio inicio a su estrategia de aplanamiento del contagio del Covid-19.

Según el Alcalde Jicly Mutis Isaza, el propósito es que durante las próximas dos semanas, y con el compromiso y cumplimiento de la ciudadanía, se espera que la curva de contagio, que hoy tiene más de 150 casos activos, pueda reducirse y evitar poner el riesgo a su población.

«Para poder estar a la par con las nuevas medidas del Gobierno Nacional, debemos cuidarnos estas dos semanas. Sabemos que retroceder un poco significa mucho para el sector comercial e informal, pero es la única manera de poder cortar ese crecimiento acelerado del virus», dijo Mutis Isaza.

Por elradar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Háblanos¡
1
Hola, cuéntanos tus denuncias o noticias¡